Reseña histÓrica

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Río Cuarto es un organismo de control que protege y defiende los derechos humanos, individuales y sociales de los vecinos de la ciudad.

Tras la creación de la Carta Orgánica Municipal, el 16 de julio de 1996 prestó juramento ante el Concejo Deliberante el primer Defensor del Pueblo, don Mario Alesci.

La actividad comenzó a desarrollarse en las oficinas de la ex estación de trenes de la ciudad de Río Cuarto, actualmente Centro Cultural "El Andino", convirtiéndose en una de las primeras defensorías municipales del país.

Durante el primer año se realizó una intensa labor educativa, en el sentido de informar y llevar a conocimiento de los vecinos las funciones y características de la Defensoría del Pueblo.

Poco a poco la figura del Defensor se insertó en la comunidad y en 1997 se trasladaron las oficinas de atención al público al centro de la ciudad, a la calle Sobremonte 549 entrepiso, lugar donde funciona la institución en la actualidad.

En el mismo año inició su actividad el Centro de Mediación Comunitaria de la Defensoría que fue el primer centro de resolución pacífica de conflictos de sus características en toda la provincia de Córdoba.

Este centro de mediación comunitaria fue reconocido por el Ministerio de Justicia de la Nación. Los artículos 103 al 114 de la Carta Orgánica Municipal y la ordenanza 105/96 reglamentan la organización y funcionamiento de la Defensoría de Río Cuarto.